Odie Usted al Estibador

Vamos hacer una parada en la saga Juego de Tronaos y hoy vamos hablar de varios temas que últimamente me rondan la cabeza, y quería compartir con todos vosotros.

Lo primero es una reflexión sobre el tema de los Estibadores, de la huelga y el trato de los medios. Me sorprende que todas las tv y diversos medios, anuncian a bombo y platillo, no solo la huelga sino las “enormes y grotescas” pérdidas y costes de esta. No tienen reparo en repetirlo una y otra vez:” La huelga ha costado 60 millones ya, la huelga a día de hoy ya son 90 millones de euros, odien a ustedes a los estibadores ya van más de 100 millones de costes, Les cuesta a ustedes a los Españoles mas de ‘nosecuantosmil’ euros al día”, Y así todos los días sucesivamente. Es curioso cómo hablan sin tapujo de estos costes, y otras cosas (cómo el fraude fiscal, la corrupción, blanqueo, cajas b…) nunca dan las cifras, o por lo menos no insisten y remarcan tanto el enorme coste para la sociedad y el contribuyente de estas gracietas de nuestros políticos, empresarios y multimillonarios. Conclusión, cuando el que genera pérdidas es un trabajador hay que dejar claro que el coste de sus acciones es brutal y despiadado, hay que odiarle, esta causando un gran daño a la sociedad y a ustedes (nos dicen los medios). Cuando los que generan un coste a la sociedad son otros (ricos, empresarios, políticos, defraudadores, bancos…) eso ya no hace falta remarcar, repetir y dejarlo tan claro. Que queréis que os diga, creo que esto, como casi todo, es algo intencional, con el fin de volcar a la opinión pública, de darle forma, de poco a poco y sutilmente meter una pre idea preconcebida en las cabezas más débiles y distraídas, que en bares se comente “Que hijos de puta, malditos Estibadores, nos han costado ya 60 millones de euros, que sin vergüenzas”. Y lo que me sorprende, es que en los mismos lares nadie diga con la misma indignación, ímpetu, rabia y desprecio: “que hijos de puta los políticos a los que hemos votado las últimas décadas, más de 48.000 millones de euros al año en gastos de corrupción, más tramas corruptas, otros miles de millones de euros, esos si que hacen daño a la economía”. Esto no se queda, no se remarca, no se informa cronicamente, los medios no machacan con eso (algunos ni lo nombran o lo pasan muy por encima) y la indignación de la gente se enfoca contra los insignificantes (comparado con tramas de corrupción y delitos fiscales) costes de las huelgas que ademas no son delitos, sino acciones legales y reivindicativas. Delincuentes palmeados por los medios y trabajadores criminalizados.

Dicho esto me gustaría hacer una segunda reflexión sobre la huelga de los estibadores. Los medios afirman que las pérdidas han llegado a ser de 36 millones de euros a la semana. Pensemos por favor, olvidémonos del odio hacia esos malditos estibadores. Eso también quiere decir, que el trabajo de los estibadores genera un beneficio de 36 millones de euros a la semana (cuando trabajan, y en las horas que trabajan) a las empresas y demás intermediarios. Realmente, la huelga sirve para esto; “nuestro trabajo es importante, fíjense lo que dejan de ingresar a nuestra costa si no trabajamos! Respeten a quien les hace millonarios”. Además, si cada semana de trabajo son 36 millones de euros, el plus valor que obtienen las empresas del trabajo de los estibadores, es de casi 36 millones de euros (restarle los salarios claro, que seguro que apenas son unos miles de euros). Menudo negocio, pago miles de euros a los estibadores y generan un beneficio a costa de su fuerza de trabajo de millones de euros. No me extraña que ciertas gentes estén rabiosas e intentando desprestigiar a los huelguistas.

Desde esta pagina, y yo personalmente les mando un abrazo y todo mi apoyo a los trabajadores de la Estiba.

Reflexionar sobre de los medios, y cómo enfocan o emiten la información me lleva a una segunda idea. Mucha gente piensa “Estoy bien informado, veo las noticias en Antena3, TVE y Telemadrid, y también leo y ojeo las portadas de La Razón, el País, El mundo o el ABC, cómo no voy a estar informado, estoy muy muy bien informado y mucho informado(como diría uno que yo se)”. Ese es un error, gente que cree que anda bien informado, que tiene toda la información, que es correcta, limpia y cierta al 100%, y al final lo único que ha sido es desinformado, con noticias falsas, manipuladas y sesgadas de forma partidista.  No quiero centrarme en  hacer una crítica a los pésimos medios de información del país. Pero todos los medios están corrompidos, de una manera u otra. Los medios de comunicación tienen sus dueños, y sus accionistas, son empresas, y como sucede en casi todos, esos dueños tienen vínculos políticos, siempre las noticias son tendenciosas hacia alguna ideología o partido político, siempre dan un enfoque, ocultan noticias y enfatizan otras, todo en función de los intereses político-económicos de cada medio.

Dime qué medios ves y te diré a quién votas. Si ves TVE seguramente seas votante o acabes siendo del PP, si ves Antena3 si no lo eres acabarás siendo votante de Ciudadanos (y odiando a podemos), Si ves la Sexta o Cuatro tiendes a ser de podemos o tal vez un votante receloso del PSOE, si ves Tele5 seguramente no te interese la política y el mundo para ti sea solo una combinación de colores formas y sonidos. No es una regla exacta, no me vengáis ahora “yo veo no se que y no voto a no se quien”, ya claro, yo estoy diciendo que cada medio da un enfoque a las noticias partidistas y solo lo intentó asociar con estos ejemplos, pero por supuesto no es una regla exacta. Lo mismo ocurre con los periódicos, si lees ABC eres alguien de derechas, casi franquista, los lectores de La Razón son la mayoría del PP, Si lees el País (Contando el giro que ha dado últimamente) sentirás ciertas ganas de votar a Ciudadanos,  si lees público o el diario, seguramente seas votante de izquierdas, si lees OK diario, seguramente seas subnormal (y pido perdón por mi franqueza).

La cosa es que la gente tiene sus medios favoritos y cree en ellos a fe ciega (piensan que no hace falta contrastar nada). No queda nada de espíritu crítico, nada de contrastar noticias, nada de buscar la otra posible cara de la noticia, nada de darle al coco y pensar por sí mismos. La crítica no es a los medios en sí, sino a la falta de ganas de querer saber si lo que te están contando o queriendo vender es verdad. Ya sea un medio de izquierdas o derechas.

Al final la mayoría de tele videntes acaban siendo zombies, las televisiones vomitan noticias e información (muchas veces falsas o manipuladas) en las cabezas y la gente lo interioriza sin tan siquiera preguntarse si eso es verdad, sin cuestionar nada, asumiendo que es así porque lo dice tal medio (medio financiado por tal partido, con accionistas de tal empresa del ibex, y tal empresa del ibex, que cerrando el círculo, financia a tal partido). La cosa es no pensar, ya los medios nos dicen cómo son las cosas y a la par el sistema educativo se preocupa de crear mentes sumisas que no cuestionen nada.

No contrasten, no investiguen, no duden, no busquen otra información, olvídense del espíritu crítico, de exigir veracidad, olvídense de la imparcialidad….y no piensen, sobre todo no piensen,  ya lo hacen los medios por vosotros.

 

PD. Un buen vídeo relacionado con todo esto: Aqui

PD. El siguiente post de Juego de Tronaos esta en camino para la semana que viene….feliz fin de semana and the winter is comming

2 Comments

 Add your comment
  1. Divide y vencerás. Eso es lo que intentan (y logran) hacer con la clase trabajadora. Divididos no somos nadie; unidos, no se nos puede parar.

    En su momento ya demonizaron a los controladores y, ahora, van a por los estibadores.

    Sí es cierto que cobran unos salarios enormes comparados con el común de los trabajadores de este país pero es porque ellos han sabido defender sus derechos, sus intereses y sus privilegios. En vez de fijarnos en ellos para decir que no trabajan demasiado, que cobran una pasta y que el puesto es hereditario; deberíamos fijarnos en lo que han hecho para mantener ese estatus… e imitarles. Si los gremios trabajadores se unieran ya veríamos como conseguiríamos las 35 horas semanales, salarios dignos, indemnizaciones por despido como las que teníamos antes de la crisis o mejores, etc.

    Algo tan normal como la jornada de 8 horas no se regaló al trabajador, hubo que lucharlo:
    “En 1919, en Barcelona, ​​después de una huelga general de 44 días, con más de 100.000 participantes que paralizó efectivamente la economía, el gobierno español aceptó las demandas de los trabajadores que incluían una jornada de ocho horas, el reconocimiento de los sindicatos y el reintegro de los trabajadores despedidos. El 3 de abril fue aprobado el decreto y a partir del 1 de octubre de 1919 la jornada máxima total de trabajo en España fue de 8 horas al día y de 48 a la semana. El Conde de Romanones fue relevado del gobierno en abril de 1919 después de firmar el 3 de abril de 1919] el llamado “Decreto de la jornada de ocho horas””
    https://es.wikipedia.org/wiki/Jornada_de_ocho_horas

    Pero no, cada uno barre para su casa. Los estibadores son el Mal y a cualquiera que despunte hay que hundirlo… Así nos va.

    • Totalmente de acuerdo con tu instructivo comentario (con referencia a la wiki incluido).

      Esto que sucede en el fondo es un claro ejemplo de la lucha de clases, entre los dueños de las empresas (apoyados por los medios y el gobierno) y los trajadores. Como bien dices la falta de unión de los trabajadores es uno de sus mayores males. Y no solo eso, la ignorancia por parte de la gran parte de la población, tambien la desinformación o mala información que tienen muchos, el sistema educativo que genera sumisos…todo esto y muchos factores mas,hacen que sea un coctel peligroso para los trabajadores, y una oportunidad para oprimir y rebajar aún mas los derechos de los trabajadores por parte del mercado laboral.

      Imagínate si hoy en día algún sector, gremio o todos los trabajadores (unidos como bien dices), hiciésemos huelga de 40 días para pedir jornada de 35 y recuperar nuestras indemnizaciones por despido. ¿Que dirían los medios de los trabajadores?…tristemente ni lo quiero imaginar.

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*