El día de mañana

Hoy quiero mirar al futuro, basándome en el pasado y viendo el presente. La reflexión que quiero hacer es simple: intentar analizar todo lo que está por venir en el mundo laboral. Todas esas cosas que pensamos “inimaginables” e imposibles a día de hoy y que llegarán, que nos arrasarán como un tren de mercancías, que llegarán como han llegado las que hoy tenemos; casi sin darnos cuenta, distraídos, pasivos y adormilados ante el precipicio.

Hace años, si dices que no vas a poder manifestarte la gente se hubiese reído, diciendo algo así como “no seas antiguo, eso ya no pasa, eso sólo pasaba con Franco”. Hace años, cuando se disfrutaba del derecho a huelga, nadie pensaba que a día de hoy te podrían criminalizar y llamar de todo por hacer huelga, o que los medios difamarían y atacarían al trabajador que protesta y resiste (véase por ejemplo el caso de los estibadores a día de hoy). La gente más limpia de mente se pondría a favor de sus semejantes, los currantes. Hace años un despido se pagaba a 44  días trabajado por año, hoy los neoliberales de PPSOEC´s están luchando por que a todos los trabajadores se les de como mucho 20 días con contrato único. Y no sólo eso, a día de hoy te darán 33 si eres fijo y contratado antes del 2014, 8 si eres por obra y servicio. Esos 44 días no van a volver por arte de magia, nadie va a decir un día “oye, ¿os acordáis de cómo les quitamos derechos a los putos trabajadores de mierda?…venga vamos a hacer otra vez leyes para devolvérselos”. JA-JA-JA.

Era impensable hace años que la gente no pudiese estudiar, o tuviese que dejar las carreras que tenían ya empezadas (dejar por motivos económicos y de precariedad). Era impensable que unos jóvenes trabajadores no pudiesen acceder a una vivienda. Impensable era que muchísima gente del país no pudiera poner la calefacción debido a su elevado precio. Era altamente impensable que la gente se suicidase por temas relacionados con la vivienda o servicios básicos.

Altamente impensable era que por hacer chistes de un dictador acabases en prisión, o por interpretar una obra de teatro de ficción infantil, o por escribir canciones, o por robar una barra de pan (aunque lo que debería ser impensable es que nadie tuviese que recurrir a esto último).

También era impensable hace tiempo que la gente acabase fuera de su casa, desahuciados por un banco, y era aún más impensable que el gobierno no sólo se quedase de brazos cruzados sino que defendiese, legislase y permitiese este abuso. Más impensable aún era que la gente no se hubiese indignado e inundando de empatía, y se hubiesen producido manifestaciones, y sobre todo era impensable que los que hicieron tanto mal siguieran en el poder y continuaran destruyendo. Muy impensable era que alguien estuviese años y años en el paro (condenado al ostracismo y desprecio del sistema), pero más impensable era que a ese pobre desgraciado encima se le recortase la cuantía de la prestación por desempleo y se le multase por rebuscar en la basura. (En vez de ayudar al necesitado, pisarle, pisotearle más, aplastarle si es posible).

Era impensable que la clase trabajadora se desprestigiase tanto, que los salarios bajasen tanto, que en otros casos se quedasen congelados, y más aún cuando el resto del mundo iba al alza, y las empresas cada día ganan más y más y suben de beneficios. Era impensable también por supuesto, que te despidiesen estando de baja, que te obligasen a trabajar horas extra, que cualquier delito fiscal o laboral quedase impune, o que te metiesen en un ERE (ilegal incluso) y te jodiesen la vida. Y ante todo ésto, también era impensable una clase trabajadora sumisa, que no protestase y que tragase con todo.

O imaginaos hace unas décadas si os dicen que los gobiernos no iban a permitir a nadie jubilarse hasta los 67 o 68 años, todos hubieran dicho “¿ya está bien con 65, no? Eso no lo harán hombre, no seas exagerado“, era muy inimaginable pensar que perderíamos ese derecho a jubilarnos ya con 65 años y callos en lo huevos de tanto trabajar.

Resumiendo, ésto son sólo pequeños ejemplos, lo que quiero decir es que hemos ido perdiendo poco a poco. La clase política, oligarcas, banca, multinacionales, la bolsa, CEOE, multimillonarios, empresariostodos han ido ganando, y la clase trabajadora perdiendo. Hemos entrado en una dinámica aterradora, donde los derechos de los trabajadores se van esfumando sin ningún tipo de respuesta de éstos. Donde las élites tiran de la cuerda con fuerza, y ellos sí que protestan y luchan por lo suyo (tienen conciencia de clase), y los trabajadores nos conformamos con el fútbol, la manipulada TV y pensar “bueno las cosas son así, al menos tengo la tv de plasma y mil euros en el banco, oye a mi déjame, yo voy a lo mío premoh”.

A día de hoy las cosas están así. Estamos perdiendo, y por goleada. Y no sólo estamos perdiendo…encima nos da absolutamente igual cuántos goles nos metan de más.

Como decía Blossom¿Qué nos traerá el futuro, qué puedo adivinar?

Pues eso quiero hacer…intentar adivinar hacia dónde vamos. Mi opinión: vamos a peor, vamos a una sociedad más fracturada, con mas división, sin pensamiento critico, donde los ricos se benefician del pobre y el trabajador para acumular más riquezas en sus cuentas bancarias. Donde los poderosos ganarán más, tendrán mayores beneficios y los trabajadores y más desfavorecidos caerán más en penuria y desgracia. ¿Qué diría Robin Hood? Algo así como “pero panda de hijos de puta!!! que yo robaba a los ricos para dárselo a los desgraciados, no andaba robando a gente de suma pobreza para dárselo a quien tiene ya de todo y de más, y mucho más de lo que necesita para vivir!!!…dimito!!! este cuento ya no me gusta!!!”

Quizás, en algunos años consigan quitarnos las prestaciones por jubilación, ya ha habido cierto “run run” con el tema, y como siempre montando una buena campaña por TV y justificando que es lo mejor para España, que hay que hacer un esfuerzo y que no se puede hacer de otra manera (que no hay dinero, pero eso sí, rescatar a empresas privadas con dinero público: eso sí se puede). Seguro que por la dinámica que llevamos tragaremos y nadie dirá nada, ni los trabajadores, ni la oposición, ni los jubilados, ni los sindicatos ni nada…los que no andan comprados andan idiotizados, y los que no y protesten, pues les espera una buena ración de represión y ley mordaza.

Quizás, en algunos años consigan eliminar la prestación por desempleo. Eso sí, seguiremos pagando todos los impuestos y tasas que la deberían garantizar, pero claro, la UE dirá que necesitamos hacer unos ajustes y será de urgente necesidad.  Ese día habrá una buena fiesta con champagne en la Moncloa. Se reirán de vosotros otra vez, y de lo lindo esa vez.

Quizás, algún día decidan que la sanidad debe ser como en USA, privada al 100%, tanto tienes tanto vales, si te rompes un pie y no tienes dinero: te jodes. Y la suprimirán argumentando que es un gasto insostenible (no dirán que los diputados se aumentaron el sueldo, dietas y jubilaciones) y que era lo que había que hacer para salvar España. Ese día brindarán las multinacionales que ofrecen servicios sanitarios.

Quizás también algún día se promulgue un decreto ley que diga que el empresario es dueño y señor del empleado y le puede despedir gratis, sin aviso y sin darle ni un euro. Los de la CEOE mojarán las sábanas ese día, y dirán que era lo único que se podía hacer para salir adelante y tener beneficios otro año más, que lo importante es la bolsa y la economía.

Muchos diréis, “joder Miklos, te estás flipando, eso no puede ni va a pasar jamás”. Pues tal y como empezaba el artículo, muchas de las cosas que han pasado hasta el día de hoy también eran impensables. El poder, el dinero y el sistema en el que vivimos no entiende de lógica, o de qué está bien o mal; entiende de beneficios, de comisiones, mordidas y cuentas en suiza.

No os llevéis las manos a la cabeza cuando lo poco que aún nos queda también se lo empiecen a comer, nos lo empiecen a arrebatar y nos criminalicen aún más por intentar defenderlo. Si la dinámica del mundo en el que vivimos sigue su curso, recordad que el bueno de Mikos ya os lo avisó.

4 Comments

 Add your comment
  1. Yo supongo que estamos en una especie de efecto péndulo… Desde la Revolución Industrial con jornadas maratonianas que no permitían ver la luz del Sol, ausencia del derecho de los trabajadores, etc, etc… se fueron consiguiendo, a través de la lucha obrera, una serie de derechos de los que los trabajadores se beneficiaron durante años hasta que, llegados a un tope y con la colaboración de la permisividad obrera, se han empezado a perder y el péndulo a invertido su dirección… Imagino que hasta que lleguemos nuevamente al otro extremo (que espero que no sea tan extremo) y la gente vuelva a salir realmente a la calle a cambiar las cosas y volver a invertir la dirección del péndulo.

    Hay una canción, de la que creo que ya he hablado, que dice: “…desde que nacemos, hasta que nos entierran somos muñequitos que compran, venden y arriendan. Con el suelo ya empeñado por las deudas contraídas somos dóciles esclavos de los mismos que nos timan… “.

    • Interesante teoría del péndulo, me parece una lectura acertada de la posición social e histórica de la clase trabajadora hasta el día de hoy, veremos a ver si el péndulo toca extremo y cambian las cosas.

      Por cierto, que canción es la que comentas?

  2. la canción es de Def Con Dos. Enhorabuena por el artículo, no se podía haber expresado mejor.Da terror imaginar lo que está por venir y el miedo con el que la gente vive en el cuerpo, espero que de verdad un día se vuelva a perder el miedo y se luche por nuestro bienestar, no es tan dificil tener a la gente un poco contenta, de tanto apretar el cinturón al final el día que el ahogo sea tan grande veremos si hay reacción , o dejas que te asfixie o intentas revertir la situación.Enhorabuena por el Blog.

    • Muchas gracias!

      Lo malo de la situación es que tengamos que llegar al punto de que la inmensa mayoría de gente no tenga absolutamente ya nada que perder y salga a la calle para cambiar/frenar esto. Estaría bien que la gente reflexionase y tomase conciencia de la terrible situación en la que estamos y hacia la que vamos, donde por ejemplo meten en la cárcel a un cantante como el Def Con Dos o a un rapero como Valtony por decir lo que piensan….el tal Valtonyc seguro que pasa mas tiempo en la cárcel por decir que los borbones son mafia, que el propio Urdangarin por serlo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*