Espiral de Mierda

Como ya habréis podido dilucidar, yo no soy de los que suele regalar tiempo de su vida a la empresa, ni trabajar horas gratis para que otros se forren, tengo la mala manía de no querer costear la casa de la playa de mis jefazos, ni los cochazos de los directivos, ya bastante beneficio sacan solo con el plus valor de mi trabajo diario, de mis cuarenta horas de rigor. De momento no he pasado por el aro y creo firmemente que nunca lo haré, pero a veces cuando he visto a mis compañeros comer mierda y tragarse horas y horas trabajando y que nunca les pagaron, saliendo a las tantas de las noches, incluso fines de semana, una y otra vez,  horas y horas extra gratis….y siempre se me agolpaba la misma pregunta; ¿que sienten?, ¿qué espiral de mierda y de dolor testicular deben estar sufriendo?

Imagino que debe ser como una espiral de excrementos, en la cual te ves involucrado, casi sin saber cómo y de repente tú ya no tienes el control, lo tienen otros. Creo que hay un punto de no retorno en esta situación, debe haber un punto en el que dices “joder ya he echado tantas horas que si ahora dejo de echarlas y me despiden es un putadon visto el esfuerzo que he dedicado ya y el tiempo que he invertido…ahora no puedo echarme para atrás…quiero mi recompensa prometida por esto” y justo en ese momento ya no hay retorno, es un “de perdidos al río” y sabes que no hay vuelta atrás, seguirá fluyendo la espiral.

Una persona que cae en una espiral de mierda,  que lleva dos meses currando sesenta horas semanales, y de repente dice o piensa “joder, demasiado ya” y quiere volver atrás, volver a imponerse, a decir “no curro ni una hora más” o “si quieren que siga currando que me paguen las horas, que me paguen lo que ya he trabajado de mas” lo piensa con determinación y entusiasmo, pero dentro de esa espiral que gira y gira lanza una mirada atrás, ve horas y horas ya invertidas, un esfuerzo y dedicación, que aunque gratis ha ido destinado a un proyecto, a crear algo, algo en lo que realmente se ha visto involucrado y relacionado, algo a lo que ha dedicado mucho esfuerzo y entonces se dice “ya no puedo parar, después de tanto esfuerzo…si ahora paro quedare mal, no valoraran el esfuerzo, no me darán las recompensas prometidas” y entonces sigue girando en esa espiral.

Si por casualidad el individuo decidiese salir de dicha espiral, siempre tendrá un buen trilero a mano que le convencerá y mentira sin ninguna sutilezaya falta poco, debemos seguir en esta linea,  ya casi lo tenemos, aguanta un poco más, os vamos a recompensar, te lo juro” y entonces es justo ahí, cuando si el individuo tenía algo de determinación esta se esfuma, piensa “mira que si después de tantas horas ahora me pongo farruco y no me dan nada, no me suben, o peor aun se enfadan y me despiden” , en ese momento aparece su alter ego de Engañao Deluxe y sin darse cuenta está cayendo al vació en esa espiral de mierda.

Lo que quiero decir; es difícil cuando entras en un proyecto Peste y una vez abierta la puerta a esta espiral es complicado salir de ella. Comienzas a meterte en el proyecto, mas y mas, abrir la puerta mas y mas, a girar en esa espiral más y más; primero son unas horitas a la semana, luego vienen esos días que prácticamente tienes que cenar en el trabajo, luego están las guardias, y que no falte acercarte a currar algún sábado o domingo, y todo esto por la “pati, con solo una promesa en los labios del fariseo de tu trilero. Nunca nada por escrito…nada por aquí, nada por allá.

Suele pasar que esas horas nunca se recuperan, el tiempo perdido no vuelve, aquello que pudiste estar haciendo; disfrutar de unas cervezas con tus amigos, estar en familia, con tus hijos, padres, ver ese partido, leer un libro, ir al cine, conocer a la mujer de tu vida, disfrutar de tu videojuego favorito, ir al médico a mirarte ese bulto raro que te salió y no para de crecer….pues todo eso lo tiraste a la basura, por y para nada. Y suele pasar que estos proyectos Peste cuando acaban al gorrilla informático por no tener que pagarle la brutal cantidad de horas extra se le despide y punto, poniendo por fin un punto y final a la espiral de mierda. Recordad esto muchachos; nunca en ningún finiquito se incluyo la paga de horas extra y compensaciones por fines de semana.

Hace tiempo lo dije “un proyecto peste no acaba nunca, y si acaba, suele acabar mal”, es lo que pasa con las espirales de mierda, al final por muchas vueltas que les den y muy bonitas que las pinten es solo eso; Mierda.

7 Comments

 Add your comment
  1. Moraleja: No abras esa puerta…

  2. La solución es fácil, lo difícil es tenerlos lo suficientemente bien puestos como para aplicarla.

  3. Al final el problema es que se juega con que queremos hacer las cosas y sacarlas adelante. Es decir, nosotros sí queremos hacer nuestro trabajo y que el proyecto salga adelante.
    Como se puede comprobar, sí, he estado en algún que otro proyecto así, pero por suerte, sí me subieron (aunque no sabría decir si compensó).

    • Exacto, al final cargan en tus hombros, en los hombros del ultimo y mas débil eslabón de la cadena el peso de los proyectos, la responsabilidad de tener que trabajar de mas, xq es tu responsabilidad te dicen. Cuando es mentira, ni la empresa es nuestra y tampoco el beneficio que se saca por los proyectos.

      Pues si te subieron ya te dieron mas que a la inmersa mayoría, y lo de que compense, depende los varemos de cada uno. El tiempo es oro, así que a kilo la hora debería ser lo suyo no?

      • Por eso no sabría decirte si compensó. El tiempo no recuperas. Prefiero pensar lo que saqué del proyecto, por si las moscas.

        En cuanto al eslabón más débil, no estoy de acuerdo. Diría, exagerando un poco, que es el único que no se puede sustituir. Siempre tiene que haber alguien que haga el trabajo, sin esa persona, no hay nada. Es quién consigue que salga el proyecto adelante. Por lo tanto, para mi, es el más fuerte, pero también el más desprotegido.

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*