Trilero en acción

Antes de comenzar con este relato quiero aclarar que esta historia es real, punto por punto. Hace unas semanas un antiguo compañero me conto su caso, y me conto con todo lujo de detalles la dura conversación con su jefe, y la cual me ayudo a relatar en este articulo para plasmarla lo más fielmente posible. Me pedía por favor que lo publicase en esta web ya que consideraba que lo que le había pasado era digno de contar. Así que tras una pequeña introducción a modo de relato, os dejare parte de la conversación con su trilero, que ya os adelanto no tiene desperdicio. Por último animaros a todos aquellos que os haya pasado algo similar a contar vuestra historia, o en su defecto compartirla con interestrellado, y nosotros la contaremos.


 

La semana había sido jodida, y no solo por el trabajo, sino por el trancazo que había cogido justo cuando más necesitaba dar todo de mí. A pesar de no ser culpa mía, yo mismo me hacía responsable hasta de aquello, me decía a mí mismo “tienes que rendir más”, todo por la presión del proyecto. Yo había entrado en esa empresa hacia un mes, realmente aun no llevaba casi tiempo, pero daba igual, el jefe manager trilero no le importaba mucho. Desconocía conceptos tales como “curva de aprendizaje” o “periodo de adaptación”, ya desde el primer día sentía su aliento en mi nuca. El proyecto iba mal (como para no ir, se necesitaban al menos diez personas y por aquel entonces apenas éramos cuatro o cinco), la cosa es que desde el primer día ya se me exigían resultados. Debía conocer la aplicación, todas las tablas, el modelo relacional, la arquitectura Java y cada uno de los elementos y líneas de código que componían dicha aplicación.

Aquella era la situación, un proyecto peste deluxe, con un trilero sin paciencia ni escrúpulos (ni tan siquiera sentido común) y una enorme presión desde el primer día. Desde un principio me fije que la actitud de mi trilero era siempre distante, prepotente y arrogante. Se sentaba conmigo y mientras yo le explicaba las labores que había desarrollado o dudas, el no hacía más que suspirar, mirar a su móvil  o juguetear con su bolígrafo, pasando absolutamente de lo que contase, es mas no dudaba en interrumpirme y tomar el control del ordenador para contarme sus cábalas, todo esto entre resoplidos y gestos, gestos con un eco distante que parecían decirme “joder que inútil eres coño.

Aquel día estaba jodido como contaba al principio. Tenía un trancazo de la ostia, y me dolía la cabeza como si me la hubiese martillado Thor. Ya había calado a mi trilero, y ya había tenido algún pequeño feo detalle conmigo, así que ya iba con pies de plomo hablar con él.

Me acerque a última hora de la tarde, ese día debía salir un poco antes ya que tenia consulta con el médico a ver si me mandaba algo para el trancazo. Sobre las cuatro de la tarde me acerque a su puesto de trabajo; “podemos ver la creación de los Tablespaces y el particionamiento, es que hoy tengo que irme un poco antes, como te dije tengo cita en el médico, si quieres lo miramos antes de que me marche”. El trilero hizo como si no me escuchase, en su cara se podía ver muy desdibujado un atisbo de desprecio. “Ahora no” Soltó tras unos segundos, masticando cada silaba como si le doliese la mandíbula. “Vale, entonces te lo mando al mail para que lo vayas viendo y ya me dices algo que yo luego lo miro” Sabia que aquello teníamos que tenerlo listo ese mismo día, así que pensé que era buena idea mandárselo al mail y ya por la noche aunque fuese desde casa ver si hacía falta realizar alguna corrección. El trilero pareció irritarse y estallarTe he dicho que ahora no coño, que no y punto, que parte no entiendes joder”.

Sus palabras (gritadas) fueron duras, pero la vergüenza que sentí al ver que me gritase de esa manera delante de todos mis compañeros fue aun más dura. Yo solo quería colaborar, ayudar, intentar dar el máximo a pesar de llevar apenas un mes en aquella empresa de mierda. Me sentí humillado, ninguneado y avergonzado. Agache la cabeza (la cual estaba a punto de estallarme y las sienes palpitaban como queriendo salir disparadas) y salí de la oficina, corrí a la consulta del médico cabizbajo, deprimido y preguntándome qué coño había hecho mal.

Tras consultarlo con la almohada al día siguiente lo vi claro; yo no había hecho nada mal. Es más llegue a la determinación que hablaría con mi trilero, le iba a decir que esa no era forma de tratar a nadie y que me había ofendido. Le iba a pedir que por favor no se volviese a repetir. Sabía que mi trilero era un gilipoyas y que se disculparía seguramente, pero aquello le iba a joder, que un “inútil” como yo le pidiese respeto, ya sabía cómo era, la prepotencia eterna de su ser y de cómo iba a reaccionar, es más sabia que me podía costar el puesto de trabajo, pero no estaba dispuesto a que me faltase nadie al respeto.

** Lo que viene a continuación es la conversación tal cual, punto por punto**

A la mañana siguiente;

  • Empleado “Podemos hablar”
  • Trilero “Tengo lio, ¿será poco?”
  • Empleado “cinco minutos”

Entran a un despacho vacio y comienza la conversación.

  • Empleado “Veras lo que sucedió ayer…me siento muy incomodo, sobre todo por el trato que me estás dando…creo…eh…que es un falta de respeto…y más con la vergüenza que me hiciste sentir ayer. Me fui avergonzado. Te dije que me tenía que ir al médico, estaba con fiebre y ya llegaba tarde al médico. Te dio igual y…no … no me gusto nada el trato, y te pediría por favor que no se repita mas ese trato…soy consciente de la tensión que hay en el proyecto y …”
  • Trilero “Hay muuuuuuchiiisiiiima tensión en el proyecto, no te lo puedes ni imaginar, eh! Muchisiiiiima”
  • Empleado “vale, pero una cosa no quita la otra. Yo te he hablado siempre con educación y nunca como me has hablado tu a mi”
  • Trilero “siempre vienes hablar conmigo en el momento que estoy más ocupado, estoy hasta aquí, y la reacción que me sale es inmediata; ahora no puedo”
  • Empleado “vale pero…”
  • Trilero “hay situaciones en las que no puedo, desbordado completamente, que se me fue de las manos….puede ser”
  • Empleado “repito, una cosa no quita la otra, nosotros estamos para ayudarte, pero que…”
  • Trilero “Es que encima no me estas ayudando tioooo!”
  • Empleado “Como que no te estoy ayudando, ¿lo que te hice ayer no te valió? …está claro que la situación nos desborda a todos, pero estamos aquí para…”
  • Trilero “mira yo estoy doce, trece, catorce horas diarias, voy a casa sigo trabajando, no duermo, estoy hasta aquí, ¿Qué quieres?, ¿Qué quieres?”
  • Empleado “yo ayer con fiebre y a las doce y media de la noche te estaba redactando el documento por la noche, podría haber ido al médico y podía haber pedido la baja, pero no, yo quiero colaborar y ayudar y…”
  • Trilero “colaborar…Ostias! Al día de hoy no estás llegando nivel”
  • Empleado “pues para eso estamos, para corregir las cosas, no para que vengas y me pongas en ridículo delante de los compañeros…”
  • Trilero “ Llevas mucho tiempo con lo que te mande”
  • Empleado “Estoy trabajando en el Tablespace y el Data porque es muy importante, define toda la estructura que vamos a seguir, y es importante definir el modelo”
  • Trilero “eso es una chuminada, una chuminada, además ya lo tienes hecho”
  • Empleado “no está completa, debería tener en cuenta toda la aplicación”
  • Trilero “es una base de datos”
  • Empleado “una base de datos que tiene referencias a otras tablas y con un data de varias, que hay que analizar y en fin…que no vamos a entrar en esto ahora, quiero hablar del trato que estamos teniendo. Yo no te he faltado al respeto y no soy adivino para saber cuándo puedo o no ir hablar contigo”
  • Trilero “Joder machooo”
  • Empleado “por eso voy y te pregunto con educación”
  • Trilero “mira ahora mismo acabo de salir de una reunión a ver si nos echan o no, a ver si mantenemos el contrato o no, y que te piensas….mira…que no llegas chaval, no llegas, lo siento, siempre vienes en el peor momento, siempre”
  • Empleado “entonces que hago, te llamo, te levanto la mano…como hablo contigo”

El trilero tarda unos segundos en responder

  • Trilero “intenta preguntarme en un momento que no esté hasta aquí”
  • Empleado “El otro día a Miguel, me puedes ayudar, y me contesto, dame diez minutos y ahora voy…listo….ole, perfecto”
  • Trilero “vamos a ver cuántas veces te he contestado mal; hoy”
  • Empleado “ y ayer”
  • Trilero “y ayer”
  • Empleado “y para mi es más que suficiente”
  • Trilero “¿mas que suficiente?”
  • Empleado “mas que suficiente…para mi tendría que ser cero. No te tengo que decir cómo trabajar, pero un jefe tiene que dar ejemplo y tratar a sus trabajadores como personas
  • Trilero; “¿Cuándo te he tratado mal?”
  • Empleado “ayer me fui indignado y avergonzado, una sensación de impotencia de no saber qué hecho mal, y en el mes que llevo aquí…”
  • Trilero “en ese mes no he obtenido ningún resultado”
  • Empleado “bueno, pues hablamos con Miguel y vemos las compilaciones y los Script, y todo el trabajo que hemos hecho y todo lo que hemos desarrollado”
  • Trilero “ Cuantos Scripts y compilaciones has hecho”
  • Empleado “ Más de cincuenta, con verificaciones contra varias bases de datos”
  • Trilero “En fin, veo que esto no lo tienes claro, no entiendes la dificultad, no sabes en lo que nos estamos moviendo”
  • Empleado “conflicto de ideas, falta de entendimiento, vamos a trabajar en ello, pero…”
  • Trilero “llevas un mes y no tenemos nada”
  • Empleado” ¿Cómo que no tenemos nada? Eso es tu punto de vista”
  • Trilero “no sabes dónde te mueves, no tienes ni idea”
  • Empleado “yo no tengo ese punto de vista, podemos ver lo que he ido avanzando con Miguel y veras que si hemos avanzado, y vienes tu y me dices que no he hecho nada, que no vale nada, que no tienes ni idea y eso me molesta, y me molesto que lo dijeses delante de mis compañeros también el otro día y te pido por favor que no vuelva a pasar”
  • Trilero “es que es así, no tienes ni idea y no sabes dónde te mueves”
  • Empleado “te acabo de decir que por favor no me digas eso, ni las faltas de respeto delante de mis compañeros, que otros compañeros míos incluso también sintieron vergüenza por el trato”
  • Trilero “mira chico…yo lo siento mucho….pero cuando no se llega no se llega”
  • Empleado “no se llega no se llega, pues llegas a una sala y me lo comentas en privado, con eso es suficiente, Salí por la puerta indignado”
  • Trilero “pues lo siento mucho pero no…no…”
  • Empleado “Si es tan fácil como si no puedes me dice ahora no puedo lo vemos luego y no tienes que…”
  • Trilero “bueno pues si ahora resulta que mandas tu…”
  • Empleado”que no, que no!! que no mando!! que es preguntar y educación, y ayer me tenía que ir al médico, tenia cosas que hacer”
  • Trilero “a lo mejor yo también tenía cosas que hacer estos dos últimos meses y me estoy jodiendo todos los putos días…vale?, vale?, yo necesito que cuando necesite a la gente, la gente este”
  • Empleado “está claro si cada persona tiene su rol, pero yo pido respeto, respeto como persona”
  • Trilero “pues lo siento mucho si te falte al respeto chico”
  • Empleado “que no llego, pues me lo dices, que no me quieres en el proyecto, yo no decido, pero esas situaciones de falta de respeto no las aguanto”
  • Trilero”Mira estoy en una situación extrema, acabo de salir de hablar con la jefa, y le he pegado cuatro gritos que me ha tenido que llamar la atención, y estoy que mira…mira…” (Parece realmente nervioso, un poco fuera de sí)
  • Empleado “si yo te entiendo y estamos aquí para ayudarte, en lo que quieras, pero las faltas de respeto no ayudan, no ayudan para nada. Nunca me han faltado así al respeto, pero acepto tus disculpas”
  • Trilero “me reitero, tenemos mucha tensión y la situación….”
  • Empleado “Nunca me había pasado nada así, nunca había tenido un problema así”
  • Trilero “Espero que sea el ultimo”
  • Empleado “yo por mi parte no he colaborado a que sea así”
  • Trilero “Mira te digo…el nivel de crispación que llevo encima es muy alto, muy alto”
  • Empleado “peroooo…por que lo descargas en los trabajadores tuyos”
  • Trilero “lo descargo en…vamos a ver…el único que me ha dicho algo eres tú, el resto no tengo absolutamente ningún problema, la gente me responde más o menos todo el mundo y tu no…que esperas”
  • Empleado “no se ya te he dado explicaciones”
  • Trilero “tus justificaciones no me valen…joder, caguentodo…” Suspira “vale mira, me tengo que marchar, que lo siento mucho, que se haya llegado ahí, pero me tengo que marchar…”

Bueno, pues hasta aquí. Podéis sacar vuestras propias conclusiones. Un jefe que trata así a sus empleados, que tiene que pedir disculpas a regañadientes, que en vez de aceptar su error intenta enfocar la conversación en los errores o posibles errores de sus empleados, que intenta justificar sus faltas de educación por la presión,  que mastica a desgana cada “lo siento” y que apesta a arrogancia y prepotencia en cada frase. Y diréis; “vaya será un caso aislado”, y no amigos, esto es prácticamente el día a día de la mayoría de trileros, conversaciones como esta, con tipejos como este se suceden a diario, hoy habrá cientos como esta. Esto es una triste realidad que se sucede día a día, en cada oficina, en cada proyecto, gente sin educación, sin escrúpulos, y tan siquiera sin el suficiente sentido común como para reconocer un error disculparse e intentar que no vuelva a suceder. Gente que no sabe separar el trabajo de lo personal, el Empleado tardo un par de semanas en ser movido forzosamente a otro proyecto, el Trilero no podía soportar a nadie que le respondiese, que encima le diese lecciones de educación, que le pidiese dignidad y que no le responda, eso no lo puede soportar un Trilero, el es un hombre de empresa, viste con traje y lleva maletín y corbata, no puede tolerar que un empleado se queje, eso jamás lo permitirá un buen trilero, jamás!

8 Comments

 Add your comment
  1. En una de las empresas en la que yo estuve le dijeron a un compañero que quién se creía que era él para hacer planes para el fin de semana al margen del trabajo.

    • Jajaja me hubiese encantado conocer mejor la historia para poder hacer un post sobre ella. Realmente si cada uno comenzase a decir las burradas y conversacion absurdas que han tenido con sus trileros daria para hacer cientos de post, y lo peor es que muchas de esas barbaridades no nos sorprendan e indignen.

  2. Lo gracioso, que después, los llamados trileros, son los que piden máxima comprensión por sus problemas personales, y obviamente, para ellos, los únicos problemas que importan, son los suyos.

    • Correcto, ellos son los jefes, solo importa su mierda, sus beneficios, el pacto secreto firmado entre ellos y la empresa. Solo importa cobrar sus pluses, bonus y flecos. Si para ello tienen que explotar a gente lo harán, sin importarles nada mas que ellos y su sucio incentivo.

  3. Yo querría romper una lanza a su favor en referencia a la historia que has contado. El defecto que a lo mejor tienen muchos de estos trileros es la formación que se les debería dar y que no tienen y que los pobres al final estallan.
    Me explico: A veces uno llega a ser trilero solo porque era el que siempre se quedaba hasta las mil y daba más dinero extra a la empresa que el resto de sus compañeros (me han dicho que mi gerente es gerente por eso mismo). Lo malo de esto es que nada garantiza que entre sus virtudes esté la de tener tacto con la gente (de ahí las contestaciones bordes), el agobio extremo ante quizá una posible mala planificación (no saber ni tan siquiera respirar hondo), no saber decirle que no al cliente y tragar con lo que pida… y muchas otras cosas que no tomaron en cuenta sus jefes cuando le subieron a trilero.
    A lo que voy con todo esto es que el problema lo veo desde más arriba, desde las altas esferas diría yo. Y ojo, estoy siendo algo justo diciendo con “el que se quedaba más tiempo currando”, podría haber puesto el ejemplo del pavo que se iba siempre de cañas con sus jefes o el que reservaba siempre para jugar al padel…, que esos ya a lo mejor ni tan siquiera sabían hacer la o con un canuto.
    Mi solicitud, por llamarlo de alguna manera, sería identificar más concretamente los perfiles que son válidos para ejercer bien esos puestos. Ya sea formándoles con cursos dirigidos a gestión de proyectos, coaching y mierdas de ese estilo. Y no solo eso, sino que se les evalúe y califique con un certificado como dios manda.
    Yo por ejemplo hice un curso de 3 dias de gestión de proyectos. tres dias!!!! que me dio para calentar la silla y ver lo buena que estaba la profesora, porque por lo demás….

    • Jajajaja comparto en parte todo lo que comentas. Es otro punto que merecía un post, el xq de los trileros son quienes son y como llegan a esos puestos XD.

      Normalmente suelen ser unos ineptos o personas poco cualificadas. Siempre he pensado y creo que lo comente en algún post anterior, que si en España sabes hacer algo rapidamente te ponen hacerlo, que lo hagas baratito, bien, rapido y sin protestar, si no sabes hacer nada te ponen a dirigir y eso es lo que les pasa a muchos trileros, que son unos absolutos ineptos tanto en materia profesional como personal, de aqui surge esa falta de empata y saber tratar al empleado. Pero eso solo pasa en Españistan, tenemos mucho cuñadismo y la manera de hacer las cosas suele ser asi, por favores, amiguismo o simplemente por ser un trepa lameculos XD. Esa gente que su única habilidad real es tener buena labia para ser un vende humos XD.

  4. Me han gustado los comentarios que he leído, pero para mi la moraleja no es la comprensión ni la preparación que puedan tener (que estoy de acuerdo totalmente). Simplemente es falta de educación, y la excusa de la presión para responder mal. Es cierto que no todos los días se puede estar perfecto, pero parte del trabajo del responsable es gestionar esa presión y que no llegue a los miembros del equipo.

    • Totalmente de Acuerdo, esa es la cuestión. Un proyecto puede ser peste o peste deluxe, y tener mucho trabajo, mucha presión y que todo sea un absoluto caos, pero jamas se deben perder las formas ni nosotros ni ellos, y por supuesto nosotros nunca permitir que nos falten al respeto.

      Eres un grande Ano Ni Mato!

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*