La Secta

Os suena eso de; “Somos una empresa puntera”, “Líder en nuestro sector”, “Tenemos importantísimos clientes y partners”, “Hemos crecido un 72397% estos meses”, “Estamos presentes en diversos países”, “Tenemos sedes internacionales”, “Poseemos importantes certificados de calidad”, ”Contamos con el mejor grupo de profesionales del sector”, “El círculo de empresarios del Pito Alegre nos ha dado un premio a la Cancamusa mas sabrosa en 2009”. Estos son los principales eslóganes de esas empresas corporativistas que escupen a sus trabajadores para alzarse con mas beneficios, a mas eslóganes, mas riesgo de que sea una empresa sectaria. Hoy hablare de esto, de cómo funcionan, sus intereses y como sin querer, puedes entrar a trabajar a una empresa y encontrarte en medio de una Secta.

No todas las empresas son así, ojo, pero muchas veces las empresas acaban funcionando como sectas (sobre todo las mas grandes y multinacionales), esto es una verdad que muchos hemos podido experimentar o vivir a través de conocidos. Como pasa con las sectas, te imponen normas religiosas, te piden cosas que no tienes por qué hacer, te lavan el cerebro, te hacen que acabes amando a la empresa como a un Líder iluminado, y que lo des todo por la empresa, porque tú eres parte de ella, eres un “hombre de empresa” y eso es lo más importante de tu vida, ni amigos, ni salud, ni familia, ni poyas en vinagre, la empresa y tu compromiso con la empresa es lo único importante, y el pilar que debería sujetar tu vida, todo lo demás; distracciones.

Ya sea empresas con aires de grandes multinacionales, o empresuchas alojados en pisos francos, todas tienen una gran conciencia sobre sí misma, grandes aires y una aureola de banalidad que las hace verse siempre como empresa importante lideres de su sector. Esto no es pecado ni mucho menos, el problema viene cuando se les va de las manos y se convierten en autenticas sectas al estilo Heavens Gate. Y no solo eso, estas sectas empresarias llegan a comer la cabeza y lavar el cerebro a cientos de trabajadores que solo viven con una idea en la mente; “el todo por la empresa”.

Sucede sin darte cuenta, entras a trabajar y sus trileros expertos en técnicas mentales te van comiendo la cabeza poco a poco; la empresa, la empresa y la empresa. Quieren que te integres, participes en actividades, darte confianza, introducirte dentro del gran círculo. Conozco casos y he vivido entrevistas en las cuales solo les interesaba contratar gente que no fuese de Madrid, que viniesen de pueblos o ciudades, sin amigos ni familia en la ciudad, gente fácil de controlar, que pudiesen dedicarse al 100% a la empresa, trabajar hasta altas horas de la madrugada y fines de semana incluido (sin que en casa les esperase unos padres o novia que les pudiesen regañar por volver a las dos de la mañana del trabajo), buscaban un perfil determinado. Una vez que estas dentro de la secta la presión del trabajo se hace mas grande, el trilero con sus técnicas trilerienses te va comiendo la moral, si te resistes aumentan la presión, las reuniones y ponerte a tus propios compañeros en tu contra (Algunos, los mas absorbidos por la secta no hace falta convencerlos).

Caes entonces en una espiral de miedo, presión y un combate interno. Miradas asesinas si te levantas antes de tiempo para irte a casa, preguntas incomodas, enemistades, broncas, malas palabras, malos modos, faltas de educación, mobbing, acoso laboral, mas carga de trabajo, responsabilidaes por encima de tu categoria… de repente te invitan a una convención, una especie de retiro de empresa. La empresa alquila una casa rural, un campo de “paint ball” todo muy bonito y guay,  el “gerente super” os invita a todos los trabajadores cordero (es un tío enrollado, quiere ser vuestro colega y que vosotros seáis como hermanos, una familia), os anima a que establezcas una fuerte amistad con tus compañeros de trabajo (así nunca podrás traicionarlos ni irte a casa cuando haya un marrón y os tengáis que quedar gratis horas y horas). Te vas metiendo en ese mundo sin querer, puedes huir de la empresa, o puedes aceptarlo. Otras personas acaban por no aguantar esto, y la presión les lleva a depresiones y otras enfermedades.

Un día de repente aparece en tu facebook la solicitud de amistad de tu jefe, tus compañeros y hasta directivos de la empresa. De pronto aquello ya no es un espacio tuyo, ya es parte de la empresa. Curioso es por ejemplo ver las cenas de empresa de estas sectas, el discurso de su líder entre focos, eslóganes corporativos y multitud de aplausos, todo son beneficios, crecimiento, sonrisas, video montaje corporativo con praderas verde y gente sonriendo con dentaduras profident, datos, gráficas, estadísticas (siempre al alza) gente aplaudiendo y gritando como si estuviesen en un rodeo, celebrando los éxitos de esa empresa (eso sí a la hora de pedir una subida te dirán que hay crisis o ha sido mal año, si descarado, te lo dirán así a la cara). Lo que los trabajadores sectarios dejan de darse cuenta es que los éxitos de esa empresa no son lo suyos, los beneficios no van a parar a manos de los trabajadores, y la empresa se ha forrado a base de vender y sacar proyecto que costaban 100 mil euros y necesitaban 20 trabajadores, haciéndolos por 50mil y 5 trabajadores.

A costa de los sectarios, que han acabado siendo trabajadores explotados que aman a su explotador. Este es el perfil de una secta informática (o cualquier otro sector) trabajadores borregos que se creen altos ejecutivos con sueldos que no pasan los mil euros (eso si trabajan en una torre de oficinas con portátil DELL y van con traje)  y trabajando setenta horas por semana (fines de semana incluidos) y a pesar de todo son trabajadores adeptos, adoctrinados, amantes de esa empresa, que la defienden y darían su tiempo libre y salud por la importantísima empresa, por ser parte de algo, parte de esa gran empresa, por decir yo estoy dentro, soy importante. De esto se nutren, al igual que las Sectas de verdad, las cuales buscan mentes y personalidades débiles a las que amoldar, engañar y poder llenar ese vacío de querer formar parte de algo grande, algo superior a ellos. Por eso, muchas empresas me parecen autenticas sectas, y en las cuales si no te consiguen doblegar y amoldar a los deseos del LIDER te acaban expulsando.

Aun así, si habéis estado en una secta, estáis en una secta o quizás os planteáis trabajar para alguna, os podéis alegrar, de momento no les ha dado por hacer suicidios colectivos y lo que vienen haciendo son simples y baratos EREs.

2 Comments

 Add your comment
  1. Ante esto, sólo decir que las empresas que calculan sus beneficios dando malos productos, es decir, bajando mucho el precio con la consiguiente reducción en tiempo y personal (todo necesita su tiempo), igual se les acaban sus días…
    http://www.economiadigital.es/es/notices/2015/08/carmena-activa-la-remunicipalizacion-de-servicios-externalizados-por-el-ppla-informatica-del-ayuntam-75090.php
    http://www.economiadigital.es/es/notices/2015/10/ahora-madrid-activa-el-software-libre-ruby-para-frenar-el-derroche-informatico-78213.php

  2. Pretty! This was an incredibly wonderful post. Thanks for supplying this information.

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*

1 Trackback

  1. El “Engañao” | interestrellado (Pingback)